ODA A LA CIUDAD DE TODAS LAS RESISTENCIAS: SARAJEVO. Primeras impresiones

 Inmenso es el mundo, los continentes derivan
y la desgracia causas estragos por todas partes,
pero aquí las cosas son diferentes: al norte y al sur,
el bosque perfuma de la misma manera y esta fragancia
no se parece a nada que se haya oído, visto ni tocado.
(…) Soy una isla en el corazón del mundo.

Abdulah Sidran
(de su poema “Sarajevo dice: Soy una isla en el corazón del mundo”)

La resplandeciente verdura de las montañas bosnias

Si hay una ciudad que ha representado en el subconsciente colectivo la resistencia frente al dolor y la adversidad, esa es sin duda Sarajevo. La capital de la región autónoma de Bosnia y capital del estado de Bosnia y Herzegovina, es una de las ciudades que más han sufrido el odio étnico en la historia de la humanidad. Machacada sin descanso por los misiles enemigos  durante 3 años, sus habitantes fueron las víctimas de una persecución odiosa por parte de los ejércitos serbios, pero también croatas.
El conflicto está tan latente en nuestras vidas que quién no tiene grabadas las imágenes de los terribles bombardeos que sufrió, o la de su inmensa biblioteca, custodia de bienes preciosos, completamente destruida, o la de sus habitantes refugiándose de una lluvia de balas entre las ruinas.

Carretera a Sarajevo entre montañas boscosas

Estamos en junio, y aunque no hace frío, por las noches caen chaparrones que refrescan el ambiente y dan una gran sensación de humedad. Gracias a estas lluvias el campo está resplandeciente. Las montañas boscosas son de un verde tan intenso, que parecen irreales. Una vez que se ha visto este verde luminoso todos los demás bosques nos parecerán haber sufrido un proceso de lavado. Los ríos son de un azul turquesa intenso y sus aguas son cristalinas. El paisaje de Bosnia es tan hermoso en esta parte del país que se creería estar dentro de un cuento dibujado por un artista que quisiera impresionarnos.

Imponentes montañas rocosas

Tras los huertos de las afueras de Mostar, el paisaje de la ruta a Sarajevo es montañoso, la carretera circula sinuosa y la montaña está horadada por numerosos túneles salidos de otra época. Cómo puede uno imaginarse una guerra fratricida en semejante naturaleza. En estos bosques densos se escondieron y lucharon las diferentes facciones de la guerra.
Aunque la velocidad de la carretera está limitada a 60 Km. durante casi todo el recorrido, puesto que además de sus numerosas curvas la carretera está en obras en muchos tramos, pocos respetan las limitaciones y los coches de matrícula bosnia nos sobrepasan sin miramientos.

La sinuosa ruta paralela al río Neretva

Las huellas de los combates son perceptibles en los bordes de la carretera, rocas en las montañas explotadas por obuses, edificios habitados en los pueblos que fueron ametrallados sin descanso, casas quemadas y abandonadas por sus habitantes. Nadie desde el final de la guerra ha reconstruido estas fachadas, seguramente por falta de fondos privados y públicos. ¿Dónde pasaron los millones de euros que fueron empleados en la teórica reconstrucción del país? Responder a esta pregunta no será fácil durante el viaje y la solución estará llena de una amarga ironía. Han pasado ya años desde la supuesta finalización del conflicto y en muchos lugares las trazas son tan evidentes que es imposible no sentir un escalofrío al verlas. ¿Cuántos bosnios no volverán nunca? ¿Para cuantos esta guerra supuso un cambio tan radical en sus vidas que no se atreven a regresar para no sufrir la decepción y el dolor de ver que todo lo que poseían lo han perdido para siempre, que los vecinos, los amigos y los familiares están desperdigados por los 5 continentes?

El Neretva a su paso por Jablanica en la ruta a Sarajevo

Cuando en los años más terribles de la guerra veía los insistentes bombardeos a los que era sometida Sarajevo prometí venir para comprender y ahora me he dado cuenta de que el conflicto no ha terminado aún, de que el odio y los reproches se han mantenido y acrecentado con los años. Estamos circulando por un polvorín.
En Mostar he comprobado el dolor y el miedo con el que los bosnio musulmanes deben de vivir cada día,  acantonados en sus barrios por el temor a represalias. En el norte, en Srebrenica, la situación es peor, los muertos siguen presentes en la vida cotidiana, ¡ cómo podrán olvidarlos!  Sarajevo es el único lugar de la República de Bosnia en que reina la calma y para los musulmanes es un paraíso. Tanto me han hablado de ella y tantos son los elogios a la convivencia que temo decepcionarme.
Los suburbios de la ciudad son una campiña decorada con casitas de tejados inclinados de color pizarra y jardincitos llenos de flores. Apenas hay edificios altos en los pueblos. Las montañas dejan paso a una llanura por la que se entra a la ciudad a través de una avenida rectilínea bordeada de inmuebles de apartamentos. La sensación es angustiosa, es un paisaje decadente y triste, a pesar de los edificios acristalados con despachos en alquiler, o la imponente embajada americana con aspecto de recién pintada, o un centro comercial lleno de marcas de moda. Es la famosa “avenida de los snípers”, la calle desgraciadamente más célebre de la guerra, en la que los francotiradores apostados en los edificios tiroteaban a todo el que se proponía atravesarla. Los edificios conservan las marcas de lo que fue uno de los lugares más sangrientos de Sarajevo. El sentimiento al pasar por ella, entre la escasa circulación, es de inmenso dolor. Me parece una ciudad fea, sucia y en plena dejadez.

La explosión de colores de la ciudad

¡ Qué equivocada puede ser la primera mirada que uno da a las cosas!, qué lejos de la verdad. Ahora me sorprendo al pensar en esa frase de “se amaron al primer golpe de vista”. Yo amé a Sarajevo después de haberla detestado y ahora ese sentimiento que guardo es tan intenso que es uno de esos lugares en el mundo en que no me importaría quedarme para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s