Azemmour mágica: entre un río y dos santuarios. 3 Calles, murallas y santuarios

Calles, murallas y santuarios

Azul y blanco son los colores de la ciudad

Las murallas fueron levantadas en piedra caliza en bloques soldados con cal. Rodeando la kasbah  el paseo de la ronda tiene unos 2m de anchura y desde él puede observarse un panorama único del río y los alrededores. Muchos de los tramos, que unen hasta 6 bastiones, están hoy en muy malas condiciones y es complicado poder bordear toda la muralla. En época portuguesa existía también un foso que ha sido rellenado con el tiempo.

Las calles bajan en pendiente hasta el río

Aparte de la muralla portuguesa quedan aún restos de fortificaciones y torres islámicas que los portugueses utilizaron, abriéndose troneras en algunos muros y poniendo cañones para la defensa. Así mezclados los elementos de una y otra cultura han seguido en simbiosis durante siglos.

Cegadoras fachadas encaladas

Del antiguo bastión portugués (Dar el baroud) solo subsisten ruinas pero nos dan una idea de su fortaleza. Aún hoy las murallas ocres y severas se mantienen erguidas y altivas frente a las inclemencias del tiempo . Del patrimonio y riqueza de la ciudad apenas dan una idea las bellas puertas ornamentadas con motivos diversos que esconden patios y fuentes.

Detalles de las fachadas

La ciudad tenía un mellah, barrio judío y una medina, barrio musulmán, que han sufrido las inclemencias del tiempo. La medina se extiende en las riberas del río agripada a los acantilados de los que las casas son una prolongación y parecen surgir desafiantes del fondo de las aguas.

 

Hermosas puertas en cada esquina

Largo tiempo abandonada y ocupada por habitantes de las aldeas, muchas de las antiguas residencias burguesas han comenzado a ser objeto de restauración, con mayor o menor acierto. Aún quedan en muchas calles solo el silencio de unas puertas cerradas desde hace años y la blancura de los muros. Guardan sus nombres  el recuerdo de sus moradores y así hay una calle: alkharraza (de los zapateros), addarraza o de los tejedores, alkhayyata de los sastres,  oficios en los que los habitantes eran maestros consumados, como el tejido de tapices, el cosido de babuchas o el bordado cuyos motivos, dragones, pavos reales, leones, han seguido traspasando siglos.

Casas abandonadas en espera de propietarios que les den vida

De entre las numerosas fuentes de la medina quedan pocos ejemplos para la posteridad, pero es preciso destacar la de la Djemaa lakbir (Gran mezquita) que data del s XI, época Almoravide.

Calles en obras y la ciudad que se renueva

Frente a la antigua puerta de entrada de la ciudad, Bab Maghzen se encuentra la nueva medina dominada por la zaouia o santuario  de Moulay Bouchaïb. Llegado a Azemmour en el s XII para restablecer la ortodoxia, el santo es objeto de veneración y gran hacedor de milagros, según cuentan los adeptos. Se acude a él para hacer que nazca un hijo varón, o en asuntos de posesiones demoníacas, en los que sería de gran ayuda. Los fieles abarrotan la “sala de las suplicas” y realizan procesiones alrededor del mausoleo. En  el mes de julio hay un famoso Moussem cultural y religioso entorno al santo y en él se reúnen miles de peregrinos venidos de todo Marruecos.

Puertas abiertas al visitante

Cuenta la leyenda que Lalla Aïcha el Bahariya se desplazó desde Bagdad para conocer al santo, otros dicen que el santo, enamorado en sueños de su imagen, la hizo venir desde tan lejos con sus plegarias, otras historias aún cuentan que se conocieron en Bagdad, dónde su amor no prosperó por oposición de la familia de ella.  Llegada a Azemmour, Aïcha equivocó su camino y se ahogó al borde del mar y allí mismo es dónde se erigió su santuario. Los dos enamorados están ahora separados por el Oum er-Rabia.

Restos de un rico pasado

El santuario de Lalla Aïcha al Bahriya (Lalla Aïcha de las olas o la marina) se encuentra junto a la desembocadura, a unos 3km de la ciudad y es lugar de peregrinación de mujeres en busca de la fertilidad, de un marido, o de resolver problemas conyugales. El lugar es muy simple, pequeño y pobre, apenas unas dependencias encaladas. El rito consiste en desvestirse y pintarse de henna desleído en agua de mar y bañarse posteriormente en 7 olas sucesivas, rito que hoy ya no se celebra junto al mar, sino en un pequeño hamman adyacente que saca el agua de un pozo salino. La mujer dejará en la tumba alguna de sus prendas y su peine. Recibirá a cambio un cinturón verde que no deberá dejar de llevar puesto. Cuando quedé embarazada, el cinturón debe volver junto a la santa. Las blancas paredes del mausoleo están impresas con dibujos en henna que representan manos impuestas por las peticionarias, o bien símbolos de difícil explicación.

Un toque de color en el blanco dominante

Los ritos asociados a las curaciones por posesión o encantamiento tienen otros componentes como las ofrendas que es preciso hacer para que los djins, o espíritus malignos, liberen al paciente. Cada djin tiene su especialidad, Issa necesita del sacrificio de una res, pero Sayeh Bouderbala apenas necesita unos frutos secos.

Imagen de época de Moulay Bouchaïb

Durante siglos los peregrinos se han amontonado a las puertas de ambos santuarios y los fieles, en un alarde de fe ciega, han seguido los pasos que los rituales exigen. La fe, la Niya, todo depende de la fe, dicen las orondas matronas que esperan su turno para hacer el ritual que les dé un hijo. De la fe y de la ingenuidad de aquella que se somete al tratamiento depende el resultado final, y fe ciega no les falta. Alrededor del santuario se han implantado numerosos videntes  que mezclan religión y magia,  paganismo, superstición, y que emparentan profundamente con antiguos ritos preislámicos seculares. Es tal vez un sustituto al psicólogo de nuestras sociedades occidentales y que, por lo que se puede observar, termina con el mismo número de curaciones.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s