PERDER EL PARAÍSO: LOS OULED DELIM Y EL BISABUELO TAHAR

¿Debemos buscar el progreso a toda costa, sin miramientos por la naturaleza o por el respeto a tradiciones seculares? ¿Está justificado para permitir a los pueblos una mejora en sus condiciones económicas?
Yo había constatado este fenómeno de  industrialización salvaje y agresiva a gran escala en China, dónde barrios enteros son destruidos para dejar paso a nuevos edificios de viviendas, a mega stores, a infinidad de nuevos negocios . Sin duda, como me comentaban muchos chinos, el nivel de vida ha sufrido un alza espectacular, pero ¿es eso suficiente justificación para permitir tamañas agresiones? En China,  el progreso acelerado y sin control da lugar a una enorme separación entre las generaciones, los jóvenes,  que ya se han acostumbrado a un nivel de vida que se ha elevado de manera progresiva en los últimos años,  y los ancianos, que añoran en ocasiones la tranquilidad que suponía el pasado…
Ahora, a menor escala, comienzo a constatar este fenómeno en nuestro vecino del sur. Marruecos cambia a pasos agigantados. Sin duda ha progresado mucho desde la muerte de Hassan II. Su hijo encontró un país con muchos problemas sociales y económicos y es de justicia reconocer que su apertura económica ha permitido que el país vaya hacia adelante, que suban los salarios (aunque hasta ahora los funcionarios eran los auténticos damnificados), que mejore la calidad de vida de manera perceptible, que las infraestructuras  se desarrollen. Por ejemplo, hace menos de 5 años solo había en Marruecos 90 km de una sola autopista que unía Rabat y Casablanca. Ahora, esta misma autopista, une desde Tánger hasta Agadir y está en proyecto incluso la construcción de nuevas vías para un tren de alta velocidad.
En el camino de este progreso acelerado, de carreteras que llegan allí dónde solo llegaba un todoterreno, se están perdiendo todos esos lugares que antes eran el reino de la naturaleza. Para llegar a la Playa Blanca al sur de Sidi Ifni y al oeste de Goulimine era preciso pasar por una pista muchas veces impracticable, sobre todo en época de lluvias. Ahora hay proyectos inmobiliarios y hoteleros para convertir esta maravilla de 30 km de arena, en una nueva Malibú, o Marbella, con las consecuencias asociadas a tamaño despropósito.
Y así muchas playas más, llenas de construcciones, de hoteles, de urbanizaciones de lujo…
Además asistimos a un  colonialismo de nuevo cuño. Los capitales extranjeros, en su mayoría franceses, son los que pueden permitirse la adquisición de ciertos terrenos y casas.El poder adquisitivo de la clase media marroquí es muy limitado y  solo pueden acceder a la compra de casas en los nuevos complejos  la clase social marroquí más elevada. El país se está literalmente vendiendo a trozos. En Marrakech la mayoría de riads están en manos francesas, los mejores terrenos frente al mar, las urbanizaciones más lujosas, los  negocios en boga.
Los españoles detienen la exclusividad de la zona norte y las constructoras han emigrado hacia el sur, viendo que el negocio en España está de capa caída.
¿Quedará algo para la clase media emergente marroquí?¿ Podrán permitirse las generaciones futuras adquirir un bien en su propia tierra?
Marruecos se moderniza, progresa, pero los marroquíes ¿ no estarán perdiendo la llave del paraíso?

Tengo detrás de mí una foto que  observo cuando escribo, es una presencia cercana y en cierta medida enigmática. Mirándolo esta mañana me he preguntado por su particular paraíso, ese que tuvo que abandonar a la niñez andando en compañía de los suyos para huir de miserias y guerras. Su memoria no ha caído en el olvido, puesto que yo estoy ahora rescatándola y presiento que desde dónde me vea hace un guiño para que persevere y me interese por conocerla.

El bisabuelo Tahar

El bisabuelo Tahar, con su barba blanca de profeta, sus ojos profundos y su   piel oscura que hace resaltar el enorme turbante blanco de hombre del desierto, pertenecía a una de las tribus más belicosas e importantes del Sahara Occidental, los Ouled Delim ( otras tribus del Sahara son los les Reguibat, los Taoubalt, los Mejjat, los Izarguien, los Arousien, los Ouled Bou Sba, los Ouled Tidrarin, los Skarna, Mechdouf,  Aït Oussa,  Tadjakant…)  A esta tribu pertenecen muchos clanes que se encuentran esparcidos en la inmensa porción del Sáhara que se extiende entre Marruecos y Mauritania. Los Delim eran puros árabes llegados a la región en el s XII y  dominaron una tierra comprendida entre la bahía de Arguin y el cabo Tiniris,  y las desembocaduras del Seguiet el Hamra y el Draa. Nómadas, poseedores de camellos y expertos en razzias contra los viajeros del desierto, se hicieron famosos cuando el viajero Camille Douls, en el s XIX, pasó unos meses entre ellos y los describió como “guerreros y ladrones”. Julio Caro Baroja recoge este relato en los apuntes que escribe sobre el Sahara en su libro “Estudios saharianos”. El premio Nobel Le Clézio relata una estancia en la región con su esposa saharaoui en 1997  recogida en el libro “Gens des nuages”, dónde también  menciona la descripción que de los Delim hizo Douls.

Caravana

No todas las tribus del Sahara eran del mismo origen, si los Ouled Delim eran árabes originarios del Yemen, los Reguibat eran bereberes descendientes de los habitantes primitivos de la región. Los Izarguien tenían también un origen bereber. Los Ouled Tidrarin o los Arousian  también eran árabes de origen  venidos al Sáhara en el transcuros del s. XIII. Si bien algunas tribus se dedicaban especialmente al comercio,  transportando las mercancías en caravanas a través del Sahara desde Tombouctou, otras podían dedicarse al pastoreo de los grandes rebaños de camellos. En general hablaban entre todos una lengua común aparentada con el árabe, el hasaniya.En esta inmensa extensión de tierra no había ninguna autoridad destacada. Las tribus tenían un jefe o cheikh que comandaba cuando se reunían en consejos de tipo asamblearío a los que denominaban djemaa.

La autoridad del cheikh Ma el Ainin había empezado a desarrollarse en el transcurso del s XIX y estaba en principio circunscrita a la región de Seguiet el Hamra. Ma el Ainin nació en la célebre Oualata, en la actual Mauritania, una ciudad conocida en su tiempo por atesorar magníficos Coranes dentro de sus múltiples escuelas coránicas. Su fama de hombre santo hace que muchos cheikhs le rindan tributo e incluso que el sultán de Marruecos envíe presentes a su rábida. A finales del s XIX construye en Smara un morabito que se hace célebre en toda la región y llama a las tribus a luchar contra los colonizadores que están repartiéndose Marruecos.

Zawwiya de Smara

Les Ouled Delim, como tribu guerrera, ejercían una cierta autoridad sobre otras tribus como los Tidrarin,o los Arousien, a los que sometían y exigían tributos de protección.  Su principal fuente de ingresos venía de la razzia a las caravanas que atravesaban el Sahara.

Sahara Occidental

La colonización y presión de españoles y franceses, las guerras tribales y la hambruna empujaron a una parte de esta población hacia el norte. Muchos de ellos fueron parte de las tropas que Ma el Ainin, el gran sultán del desierto, envió hacia la localidad de Kasbah Tadla en 1910 a luchar junto al sultán de Marrakech contra los invasores franceses.El Cheikh se desplazó con miles de guerreros saharauis a los que acompañaban mujeres y niños. En junio de 1910, Ma el Ainin pierde la batalla  y junto al resto de su ejército huye hacia el sur, dónde,  vencido y abandonado por los suyos,  muere en Tiznit en octubre de ese mismo año, dejando a sus súbditos huérfanos. Uno de sus hijos, conocido como El Hiba, seguirá sus pasos y entrará también en Marrakech para luchar con los franceses proclamándose sultán . En su ejército traerá consigo miles de guerreros del Sahara. Empujados por las circunstancias muchos se quedan en Marruecos, el Marruecos que después capitula ante los franceses y pasa a ser un protectorado. Los que se han quedado en las regiones más al sur emigran hacia el norte empujados por la miseria y así muchas de esas familias de Ouled Delim se instalan en los alrededores de Marrakech y en otras zonas más al norte y poco a poco se insertan en la vida local, sin olvidar nunca de  dónde vienen, porque la tribu y el clan se pegan a la piel para no perder nunca la identidad.
La familia de Tahar estaba entre ellos. Para poder sobrevivir se dedicaron al comercio de sal, tarea que realizaban muchas otras tribus saharauis, pero que no estaba entre las ocupaciones de los Ouled Delim. A pesar del tiempo transcurrido, Tahar nunca perdió su condición de hombre del desierto, con su djellaba al viento, su puñal en el cinto y su bandolera de cuero que contenía todo lo que un hombre puede necesitar . Los nómadas son gente práctica y austera.
El porte altivo y espigado, los labios carnosos y los ojos profundos, son los de su bisnieto  que ya no puede disfrutar del paraíso inmenso de su bisabuelo, de las enormes extensiones de Smara y del Draa, pero, por no sé que lejano cordón invisible, los lleva impresos en la piel, como una segunda naturaleza.
Mientras Tahar nos observa, presiento que se siente satisfecho de que a través de los tiempos yo retome la memoria de la historia de su pueblo, los Ouled Delim, guerreros del desierto del Sahara.

2 Respuestas a “PERDER EL PARAÍSO: LOS OULED DELIM Y EL BISABUELO TAHAR

  1. Buchraia Emhamed Buseif

    Hola
    Yo soy dleimita de los ould adleim de una familia se llama ould Buseif y os agradeco mucho por la informacion de mi bisabuelo Taher q dios le vendiga y sus guerras y sus triunfos.
    Yo siempre me gusta saber mas sobre la historia de ould adleim.
    Pero es que mucha gente no tienen ningun idea sobre los cambios que hicieron ould adleim solo te dicen ould adleim san de los originarios arabes yo eso no lo dudo pero quiero saber mas de sus historias en el sahara occidenta.
    Muxas gracias!!

    • Me alegra que te gustara porque lo escribí en homenaje al abuelo Tahar que seguro nunca intuyó llegar tan lejos desde un blog. Lástima que ya no viva para poder deleitarnos con sus historias, por ello aprovecha si tienes la posibilidad de tener información de los ancianos de tu comunidad y estudia y recopila los datos porque es una pena que todo eso se esté perdiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s